©El Camino de Los Altos

FORMACIONES 

Los talleres se llevan a cabo en las 11 comunidades que forman parte de la asociación El Camino de Los Altos. Estos talleres son facilitados por profesionales del textil, las mujeres participan activamente conservando  sus conocimientos y se vinculan directamente al desarrollo de nuevos diseños, teniendo como objetivo el descubrimiento y experimentación de nuevas técnicas, impulsando la reapropiación de técnicas ancestrales. 

La solidaridad y la confianza recíproca son la base de nuestras relaciones y nuestras acciones. Compartimos nuestras habilidades y conocimiento para construir un proyecto colectivo.

©El Camino de Los Altos

ESPACIOS COLECTIVOS

La sede de ECLA es un espacio donde las tejedoras participan activamente en el desarrollo y bienestar de sus comunidades. Contamos con un taller de costura donde  se trabaja en la colección de ropa de cama y accesorios y un taller de experimentación, donde realizamos ejercicios con nuevas técnicas en tejido de telar de pedal.  Una ludoteca, una biblioteca y un dormitorio para las tejedoras y sus hijos son espacios colectivos que hemos construido.  

En colaboración con la asociación civil mexicana, Programa VACA A.C., levantamos las paredes de un taller comunitario dedicado al trabajo tradicional de la lana. Este proyecto se llevó a cabo de forma colectiva entre mujeres, voluntarias y los equipos del Programa y ECLA. Esta construcción se realizó en San Juan Chamula con técnicas tradicionales y vernáculas, respetando el medio ambiente.

A principios de el 2020, junto con Programa VACA A.C, iniciamos la construcción de un taller de serigrafía en Zinacantán. Para ello recurrimos también a técnicas tradicionales y autóctonas. Sin embargo, con la llegada de la pandemia tuvimos que pausar el proyecto. 

Planeamos seguir con la colaboración con Programa VACA, nuestro propósito es continuar con construcciones  de centros en otras comunidades de los Altos de Chiapas.

  ©Jeoffrey Guillemard

ÉTICA

La asociación trabaja para proporcionar una actividad regular y sostenible para las compañeras tejedoras. Con ello queremos garantizar una remuneración justa, de acuerdo con los principios del comercio justo. La transparencia está en el centro de nuestras preocupaciones. Por ello, todas participamos  activamente en la fijación de precios de los productos, así como en todo el proceso, desde la concepción del diseño hasta la comercialización en los puntos de venta.

  ©El Camino de Los Altos

Cada pieza de ECLA está firmada con el nombre de la artesana y su comunidad para visibilizar la autoría de las creadoras. Las mujeres tejen en casa: el tiempo que pasan tejiendo en su telar de cintura prehispánico se integra a su día, a su ritmo de vida y al de su comunidad. Respetamos las formas de vida de las compañeras, procuramos el cuidado y la mejora de sus condiciones de vida a través de la integración de estas actividades, evitando crear una ruptura repentina de sus tradiciones y una desestructuración del tejido social.

  ©Jeoffrey Guillemard

La asociación ha recibido numerosos apoyos en  reconocimiento al trabajo que se hace con las mujeres.